Apoyamos junto a la Delegación de migraciones de la diócesis de Getafe y otras organizaciones civiles y religiosas la Iniciativa Legislativa Popular para la regularización del medio millón de extranjeros en situación irregular, llegados antes del 21 de noviembre del 2021.

 

 PROFESION RELIGIOSA DE HIJOS DE LA CARIDAD EN MEXICO

                                            19 de febrero de 2022


El sábado 19 de febrero en la colonia de Lomas de la Estancia, en Ixtapalapa (Ciudad de México), 3 jóvenes han hecho profesión religiosa en los Hijos de la Caridad, tras un tiempo de caminar juntos y de noviciado, en este barrio popular de las afueras de la capital mexicana, acompañados por la comunidad de Hijos de la Caridad,  la comunidad cristiana del barrio y  su maestro de novicios, Antonio Cano. Sus nombres: Joanico de Carvalho, José Luis Nolasco y Osben Pantorilla. Los encomendamos a vuestra oración. Que otros jóvenes digan sí a esta hermosa llamada de seguir a Jesús en medio del pueblo sencillo y trabajador, a la manera del Padre Emilio Anizan, en cuyo corazón brilló el Amor de Dios para vivirlo en y con los pobres y sencillos.


La bondad es la más hermosa diadema de la caridad. Se transparenta en la bondad de la mirada y del rostro, en la dulzura de las palabras, en la escucha paciente, en la diligencia para compartir el dolor del otro y aliviarlo, en la ternura del corazón. ¡Qué dulce es confiarse a un corazón bondadoso cuando uno sufre! Antes incluso de que hable, con su actitud afable, ya te ha consolado. Así como una actitud fría y dura congela y cierra el corazón del pobre, una acogida bondadosa le abre y le da calor.

Cuando, por la gracia de Dios, la verdadera caridad se adueña de una persona, ésta ya no razona, ama, actúa, se da sin medida, le invade una especie de obsesión, de locura, pero una locura divina, que le empuja, le inspira mil iniciativas de caridad, y, a veces, le lleva a realizar actos heroicos.” (Emilio Anizan, 1909)